El día que estuve 27hs en un medio de transporte (parte I).

Si así como lo leen, 27 hs en un transporte, pero no cualquier transporte. Fueron las 27hs mas lindas, divertidas que pase dentro de un tren.

¿De qué hablo? Del viaje en tren hasta Tucumán. Ahora les cuento bien.

En verdad fueron más horas, ya que este viaje empezó hace mucho tiempo, más precisamente en septiembre cuando nos enteramos (por pura casualidad) que ya estaban en venta los pasajes. Al ser un servicio tan barato los pasajes vuelan en un día.
Esa misma tarde nos tomamos el tren hasta Retiro, hicimos la fila y a las 20:45 (15 minutos antes del cierre) tuvimos nuestros 2 pasajes para el tren Retiro – Tucumán.

El día viernes 15 de enero del 2016 nos despertamos bien temprano, ansiosos, casi que ni dormimos. Tuvimos la suerte de que mi vieja nos llevo hasta Retiro asique no tuvimos que esperar colectivo ni subte.
Llegamos a la estación con una ansiedad más grande que la de un niño en la noche de navidad. Caminamos buscando el andén que estaba del otro lado de una pared que tapaba la formación, pero en algunas partes las puertas estaban abiertas y ahí lo vimos. Reluciente, nuevo, hermoso. Los nuevos 0km que nos llevarían a Tucumán de una manera mucho más confortable de la que pensábamos cuando sacamos le pasaje.

Es que en ese momento todavía corrían los viejos trenes verdes del ferrocentral, sin aire acondicionado, con butacas viejas, con ventanas rotas, en fin.. con el paso del tiempo a cuestas.

Nos despedimos de mi madre y encaramos para nuestro vagón con los corazones latiendo a mil por hora. Subimos por una puerta que luego se cerraría de manera automática, luego atravesamos la puerta que separa lo que es el espacio de los pasajeros con el espacio donde está el baño y unos lavatorios para asearse. El tren estaba impecable, y muy fresco. La temperatura nunca marco más de 21°C. Dejamos nuestras cosas en el espacio para el equipaje arriba de los asientos, y luego unas bolsas colgadas del gancho que hay a cada lado de los asientos.
Cada asiento tenía una mesita como los aviones, que me sirvió para escribir todo lo que aquí les voy a contar. Además ahí desayunamos, merendamos, cenamos y almorzamos.

tren 1

Los pasajeros de este tren pueden definirse en 2 tipos: mochileros que empiezan el gran viaje por el norte argentino, y familias que van de visita a sus hogares. Si uno mira el portaequipaje puede encontrar una infinidad de marcas de mochilas, carpas y bolsas de dormir. A donde mires hay mochileros cantando, haciendo artesanías, jugando a las cartas, y sobre todo tomando mate.

Pasaron las horas, paso el desayuno y el almuerzo, llego el momento de merendar, de ir a buscar agua caliente al comedor (porque teníamos dispensers en cada vagón, pero el agua caliente se agotaba pronto) pero nuestros vecinos, 4 chicos de la plata, nos ofrecieron mates y nosotros a cambio magdalenas con dulce de leche.
Así rompimos el hielo, ahí comenzó el viaje. Eran 4 estudiantes de medicina, 3 de la plata y una chica que venía de Europa: Irene, María Eugenia, Tronqui y Juani.
Como nosotros, y como la gran mayoría, empezaban el viaje al norte, subiendo desde Tucumán hasta La Quiaca.

Entre mate, cosas dulces y una buena partida de truco se formo una linda amistad viajera, que continuaría durante los próximos 15 días, y esa misma noche también.

 

tren 2

Lo que paso a la noche, y de cómo dormimos en el tren se los cuento la próxima!

Gracias por leerme!! 🙂

 

Anuncios

2 comentarios en “El día que estuve 27hs en un medio de transporte (parte I).

  1. Hace tiempo tengo la intención con mi esposa de viajar en tren a córdoba o tal vez a tucumán, tenemos una hija de 4 años y es para de la duda si podremos soportar el viaje los tres y como están los trenes -fuimos usuarios asiduos cuando funcionaban de buenos aires a córdoba- Tu post tal vez nos decida a hacerlo. ¡Gracias!

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Jorge! Que bueno que quieran viajar en tren, es una experiencia hermosa. Te cuento, los trenes que van a Cordoba o a Tucuman, ambos dos ya son los trenes 0km asique por el estado de los mismo despreocupate, son silenciosos, limpios, frescos (tienen aire acondicionado muy fuerte asique por mas que viajen en verano recomiendo llevar abrigo, sobre todo para dormir). Son seguros porque las puertas son electricas y no se abren nunca, solo en las paradas. Lo mismo las ventanas no se pueden abrir.

      Tenes la posibilidad de despachar equipaje o llevarlo con vos en el vagon ya que arriba de los asientos hay bandejas para apoyarlos, y al principio de los vagones hay como un placard grande donde tambien se puede dejar equipaje.

      El tren cuenta con varios enchufes para cargar baterias de celular, tablets etc. Los baños los limpian constantemente, tenes dispenser con agua y un comedor bastante economico.

      Sin dudas diria que viajen, y que el unico contratiempo de viajar en tren es conseguir los pasajes, ya que no salen a la venta con mucha anticipacion asique hay que estar constantemente llamado o visitando la terminal para poder comprarlos.
      A la hora de sacar pasajes te recomiendo que en lo posible le pidas al que te los venda que te den los 3 asientos que estan en el medio del vagon ya que van enfrentados 2 y 2, y tiene una mesa en el medio, cosa que seguramente a tu hija le va a servir para jugar o lo que sea. Igual cada asiento tiene una mesita, pero tambien esta bueno que viajen en esos asi estan los 3 juntos.

      Cualquier otra cosa no dudes en consultarme.
      Me alegro que mi post los lleve a hacer un viaje asi, y en familia 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s